Buscando su recomendación...

¿Sabes cuál es la diferencia entre tarjeta de crédito y débito? Cada una posee sus propias características y ventajas, por lo que conviene conocerlas y entenderlas para sacarles el máximo provecho. Así que, si aún no posees ninguna de estas, o buscas estar informado para tomar decisiones acertadas, este texto es para ti. Te contamos más sobre estos recursos financieros, sus características y otros datos que podrán interesarte, a continuación.

¿Qué es una tarjeta?

Comencemos por el principio, y es que, antes de hablar de la diferencia entre tarjeta de crédito y débito, debemos definir qué es una tarjeta. Y esta no es más que un instrumento de pago asociado a alguna institución bancaria.

Sin embargo, no todas son iguales y hay varios tipos de estas, siendo las más populares de la tarjeta de débito, crédito y prepagadas, ya sean físicas o virtuales. En este artículo, nos centraremos en las dos primeras.

Tarjeta de débito

Se definen como un instrumento de pago que está asociado a una cuenta bancaria, y es necesario contar con fondos en dicha cuenta para poder realizar las transacciones. Es decir, que las compras se cargan de forma directa, pudiendo ser las mismas físicas o virtuales.

Tarjeta de crédito

Este instrumento permite hacer compras o pagos sin poseer fondos en ninguna cuenta, pero sí se establece un límite de compra o cupo para la tarjeta. Luego, el usuario debe cancelar la deuda, con los intereses incluidos (si es que aplican).

Las tarjetas de crédito también pueden ser físicas o virtuales, además de que también está la modalidad prepagada. Esta consiste en un instrumento que es “recargado” con un monto fijo para gastar y, generalmente, es usada como tarjeta de regalo o para compras específicas.

Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Como has podido notar al leer la definición, la principal diferencia entre tarjeta de crédito y débito es su forma de pago. Pero hay otros puntos en los que difieren, y que hemos decido presentarte por separado para que los conozcas. La mayoría de estos los dividimos por tarjeta, aunque algunos puntos solo están a favor de una de estas.

Forma de pago

  • Débito: los pagos se hacen con cargo directo en la cuenta del titular y se debe poseer saldo suficiente para realizarlo.
  • Crédito: se permite el pago hasta el límite de cupo asignado, ya sea que el titular posea o no fondos para cubrirlos. El cobro se aplaza según el tiempo establecido, por lo general, al mes siguiente. Es decir, el tarjetahabiente contrae una deuda con el banco.

Intereses, otra diferencia entre tarjeta de crédito y débito

  • Débito: las tarjetas de débito no cobran intereses, aunque pueden cobrar ciertas comisiones, como el asociado a mantenimiento de cuenta o reposición de tarjeta. Y dependiendo de si la cuenta es corriente o de ahorro.
  • Crédito: estas tarjetas sí tienen intereses asociados, los cuales pueden variar según el tipo de tarjeta de crédito que sea. Y el pago de la deuda puede ser total o parcial, fijo o por porcentaje.

Uso de cajeros automáticos

  • Débito: cuando retiras efectivo en un cajero automático del banco emisor de la tarjeta, usualmente no debes pagar comisión. Además, se debe contar con saldo suficiente para efectuar la extracción del efectivo.
  • Crédito: por lo general cancelas intereses por el adelanto de dinero y se realiza el retiro de efectivo contra el límite de crédito concedido.

Facilidad de obtención de la tarjeta

  • Débito: las tarjetas de este tipo suelen entregarse al abrir una cuenta bancaria, son fáciles de obtener siempre que cumplas los requisitos para la apertura. Por lo general, la edad de solicitud es la de la mayoría de edad establecida en el país.
  • Crédito: para las tarjetas de crédito, lo normal es que el banco emisor verifique algunos aspectos relacionados con la situación financiera del solicitante y la edad puede ser un requisito. Esto con el fin de garantizar que el tarjetahabiente cuenta con solvencia y podrá cancelas sus deudas, además de que este aspecto suele influir en el cupo o límite asignado.

Seguros disponibles

Otra diferencia entre tarjeta de crédito y débito, es que las primeras suelen contar con ciertos seguros y protecciones gratuitos. Por ejemplo, al comprar productos defectuosos o ante pérdida durante los envíos.

Utilizar a nacional e internacional

Para quienes viajan y necesitan realizar pagos y compras en el extranjero, las tarjetas de crédito suelen ser más acordes. Ya que, muchas de estas son aceptadas en cajeros automáticos y negocios a nivel mundial o con una gran cobertura, lo que no suele suceder con todas las tarjetas de débito. Además, algunas de estas manejan no solo la moneda local, sino que se aplica la tasa de cambio directamente.

Otros beneficios

Como diferencia entre tarjeta de crédito y débito también están que las tarjetas de crédito, además de los seguros, suelen ofrecer muchos más beneficios asociados a su uso o a cumplir con una cuota de consumo. Entre estos están promociones (pueden ser en negocios afiliados), programas de puntos, devolución de dinero, entre otros.

¿Cuál tarjeta es mejor para hacer mis compras?

Saber la diferencia entre tarjeta de crédito y débito es importante para cuidar tu dinero y hacer compras o pagos de forma efectiva y eficiente. Sin embargo, podemos ir más allá y preguntarnos cuál tarjeta es mejor.

Pues, lo cierto es que, ninguna tarjeta es mejor que otra. Pero sí que pueden servir de forma diferente y resultar más provechosas de acuerdo al tipo de compra o pago a realizar. Es decir, que dependerá del uso que vayas a darle.

Por ejemplo, si eres responsable con tus finanzas, no te atrasas en los pagos y eres solvente económicamente, entonces la tarjeta de crédito puede ser mejor para ti. Esto teniendo en cuenta que ofrece muchos más beneficios que la de débito. Sin embargo, existen varios tipos o clases de tarjetas de crédito, por lo que, debes consultarlos antes de elegir una.

Y si has prestado atención a la diferencia entre tarjeta de crédito y débito, entonces, sabrás que esta última no conlleva riesgos, ya que solo puedes gastar el dinero que posees. Esto se traduce en que no contraerás deudas que crecerán ni tendrás que cancelarlas con grandes intereses. Si no cuentas con necesidades de financiación considerables, capacidad de planificación o ingresos suficientes y constantes, entonces puede resultar una mejor opción.

Lea también: Tarjeta Éxito

Tengo ambas tarjetas, ¿cuál utilizo?

Tener ambas tarjetas tampoco es mala idea, de hecho, muchas personas aprovechan la diferencia entre tarjeta de crédito y débito para realizar sus pagos y compras adecuadamente.

En consecuencia, se saca provecho a las bondades y financiación de las tarjetas de crédito, por ejemplo, acumulando puntos que luego pueden canjearse o beneficios de viaje (si aplica). Pero, sin sobrepasar el límite que luego podrás pagar y siempre estando al día con los estados de cuenta, intereses y demás.

Mientras que, la tarjeta de débito puede estar asociada a la cuenta nómina del usuario, permitiéndole hacer pagos que no superan sus ingresos o el dinero disponible. Es decir, pagos y compras dentro de su alcance inmediato, que no tendrían sentido pagar con los intereses de la de crédito.

En muchos casos, las personas primero obtienen la tarjeta de débito, lo que les permite crear un historial bancario que ayudará a justificar la solicitud de la de crédito. Y, para aclarar, puedes tener tantas tarjetas, de bancos o entidades distintas, como puedas permitirte pagar. Aprovechando las virtudes y la diferencia entre tarjeta de crédito y débito.